CLUB DE LECTURA

  INICIO   EL PREMIO  NOVELAS FINALISTAS
CLUB DE LECTURA
  HISTORIA

 

Si quieres información sobre los libros y participar en el foro  pincha en este enlace 

ELOY MORENO NOS ENVÍA UN REGALO

El martes 14 de marzo tuvo lugar el tercer club de lectura de nuestro instituto. Alumnos, familias y trabajadores del centro intercambiamos opiniones sobre El regalo, de Eloy Moreno. El libro muestra los problemas más habituales en la sociedad de nuestros días e insiste en la necesidad de perseguir nuestros sueños.

En el transcurso de la tertulia se proyectó un vídeo del autor en el que contestaba distintas preguntas que se le habían hecho desde el centro. La valoración que se hizo del libro, fue en general muy positiva, en especial entre los participantes más jóvenes que aseguraban que habían extraído enseñanzas muy interesantes tras la lectura de la novela. La visión sobre la educación que aparece en el libro y sobre la que insistió el autor en la entrevista grabada que se emitió,  generó el debate más animado de la tarde en el que alumnos, familiares y profesores manifestaron distintas opiniones sobre cómo ha evolucionado la educación en nuestro país y los problemas y retos a los que se enfrenta. Sirvió para poner un interesante punto y final para el último club de lectura de este curso.

Muchísimas gracias a las bibliotecarias de Ablitas, Arguedas, Cascante y Cortes por vuestra colaboración en el fomento del placer por la lectura con el préstamo de los libros.

Queremos agradecer también el compromiso de los empresarios con los jóvenes,  por contribuir a la creación de este premio y con ello a la formación crítica de los adolescentes.

 

 

El miércoles 25 de enero tuvo lugar el segundo club de lectura de nuestro instituto.

Alumnos, familias y trabajadores del centro tuvimos la suerte de poder intercambiar nuestras impresiones sobre Hasday. El médico del califa con su autor, Carlos Aurensanz. El escritor comentó cómo surgió su curiosidad por el personaje mientras se documentaba para escribir su trilogía sobre los Banu Qasi y la satisfacción que le produjo poder desarrollar su libertad creativa a la hora de narrar la infancia y adolescencia del personaje, de las que se desconocen todos los datos históricos. En un animado debate, se insistió en el afán de conocimiento del personaje y su carácter conciliador. Se destacó también la importancia de un momento histórico en el que se produjeron grandes avances científicos y culturales gracias a la convivencia de las culturas árabe, judía y cristiana. Nuestros alumnos manifestaron en varias ocasiones su admiración por el personaje, con el que dijeron haberse sentido identificados en algunos momentos de la novela.

 

Os animamos a participar en nuestra siguiente cita, será el 21 de marzo. Hablaremos de El regalo de Eloy Moreno. Os esperamos a todos, recordad que puede participar en nuestro club de lectura cualquiera que forme o haya formado parte de la familia del “Benjamín”.

MUCHÍSIMAS GRACIAS A LAS BIBLIOTECARIAS DE ABLITAS, ARGUEDAS, CASCANTE Y CORTES por vuestra colaboración en el fomento de la lectura con el préstamo de los libros.

 

Entrevista a Carlos Aurensanz

Antes de disfrutar de la presencia de Carlos dos alumnas del centro le entrevistaron. Podéis leer la entrevista a continuación:

 Llega puntual a nuestra cita. Su rostro y sus gestos nos hacen ver que tiene ganas de compartir este rato con nosotros. Agradable, atento a nuestras inquietudes, nos va a ir desvelando su faceta como escritor antes de debatir sobre su obra.

 

¿Cuándo decidiste comenzar a escribir?

Surgió por casualidad, no fue nada premeditado. Empecé con la primera novela, Banu Qasi, por interés en aquella época de la historia. Poco a poco fue surgiendo la idea de que la vida del protagonista, Musa ibn Musa, tenía mucho interés y que podía ser el argumento de una novela.

Entonces, ¿debemos a la casualidad tu debut como escritor?

Se puede decir que sí. Empecé por hobby. Como os decía, mi interés por conocer a gente que vivió aquí en Tudela hace mil doscientos años hizo que comenzara a documentarme de manera sistemática. Al principio no tenía la idea de escribir una novela, pero la historia fue tomando forma y después de más de dos años me encontré con ochocientas páginas. Las releí y pensé que si ese manuscrito lo hubiera escrito alguien a mí me hubiera gustado leerlo. Así me animé y lo envié a varias editoriales y tuve la inmensa suerte de que una de ellas se interesó por la historia.

¿Cuál fue la opinión de tu familia sobre la publicación de la primera novela?

Al principio mi familia estaba un poco al margen. Me veían que me metía en el ordenador y me dedicaba a escribir pero no les decía: “estoy escribiendo una novela” porque ni siquiera yo lo tenía claro. Luego ya sí cuando les dije que una editorial importante como Ediciones B quería publicar mi novela la alegría fue compartida por toda la familia.

¿Cómo haces para alternar tu trabajo de veterinario con el de la escritura?

Trabajo todos los días mi jornada normal pero la escritura es para mí un entretenimiento. Cuando algo te gusta, cuando disfrutas de verdad con algo, sacas tiempo de debajo de las piedras. Recuerdo que cuando escribía mi primera novela mis hijos eran pequeños  y me llevaba un cuaderno a la piscina y allí escribía, cuando llegaba a casa lo pasaba al ordenador. Aprovechas cualquier oportunidad, cualquier rato libre para plasmar aquello que está bullendo en tu cabeza, sea de noche, fines de semana, vacaciones, etc.

Escribir es una especie de respuesta a un trabajo como el mío que es muy técnico, buscas algo opuesto al trabajo que haces durante ocho horas diarias y nada más opuesto al trabajo de veterinario que escribir sobre historia.

Por lo que estás contando parece que no tienes un sitio preferido para escribir.

Fundamentalmente, escribo en casa, en mi despacho, delante del ordenador porque necesitas constantemente consultar documentación, pero bueno tengo un pequeño huertecillo y allí también escribo.

Cuéntanos cómo te organizas la escritura. ¿Escribes sobre la marcha o sobre una estructura previa?

Una novela hay que tenerla muy bien estructurada desde el principio, además yo soy muy meticuloso, muy organizado. Primero hay que buscar toda la documentación posible, miles de documentos, artículos, revistas, libros, tesis doctorales… A veces solo la lista de los documentos ocupa folios enteros. Hay que estar seguro de lo que cuentas, no te puedes permitir el lujo de cometer un error. Yo leo cada documento y me hago un esquema y una base de datos en internet: anoto el libro y la página en la que se habla de cada aspecto que me interesa, luego cada libro lo integro en una base de datos común de manera que cuando necesito una información sé dónde tengo que buscar (el libro, la página, etc.).

¿Escribir una novela no se hace de forma improvisada?

No, no. Como os iba explicando, una vez que tienes la documentación terminada y organizada tienes que montar el esquema de la novela, la organización de todo lo que quieres contar. Cuando te pones a escribir ya lo haces sobre ese esquema concreto. Ha habido novelas que, antes de empezar la fase de escritura, ya sabía cuántos capítulos iba a tener y el contenido de cada uno de ellos. La última fase es la propiamente literaria, plasmar por escrito todo lo que has diseñado. Siempre dejas un margen para la improvisación pero la estructura de la novela está ya planificada.

¿Cuánto tiempo dura todo este proceso?

Bueno, pues la primera novela me costó tres años escribirla.

Buff.

Luego como ya tenía la documentación recopilada, 2ª y la 3ª parte de la trilogía de los Banu Qasi me costó más o menos dos años cada una. El tiempo se distribuye más o menos al cincuenta por ciento entre la documentación y la parte literaria.

¿Se puede vivir de escribir?

 No. Hoy vivir de la literatura es muy difícil, hay que ser un escritor de éxito, de bestsellers, hay que vender cientos de miles de ejemplares para permitirse uno el lujo de dedicarse a escribir a tiempo completo. La mayoría de los escritores tienen otro trabajo que es el que les permite vivir. En mi caso, es un hobby, escribo para divertirme, en el momento en el que la escritura deje de divertirme dejaré de escribir.

Si alguna vez te bloqueas escribiendo, ¿qué haces para volver a tomar las riendas de la escritura?

Desconectar, irme a correr, el deporte es el complemento perfecto. Paso muchas horas delante del ordenador, mi trabajo también es bastante sedentario, eso lo tienes que complementar con actividad física. Yo hago mucho deporte, todo el tiempo libre que tengo: nadar, bicicleta y si no puedo porque hace mucho frío me dedico a subir y bajar las escaleras de mi edificio quince veces y ya está. Cuando estás paseando, corriendo, … las ideas fluyen en la cabeza sin parar. Mientras hago deporte suelo poner música que vaya un poco con la novela y, a veces, vuelvo a casa con el problema resuelto. Si cambias de actividad y dejas reposar aquello que te preocupa, siempre ves la solución. Un lugar mágico para mí es debajo de la ducha, bajo el agua se me han ocurrido las mejores ideas para mis novelas.

¿Algunos de los personajes de tus libros están inspirados en tu personalidad o en alguna persona de tu entorno?

No. Son personajes históricos o de ficción. Por supuesto que a veces en los personajes reflejas algo de tu personalidad, de tu manera de pensar y de ver las cosas pero no directamente. No hay ningún personaje que sea mi alter ego. Me puedo ver reflejado en algún aspecto de Hasday, por su afán de conocimiento, yo también tenía curiosidad por los animales, de crío abría las lagartijas a ver cómo eran.

¿Has disfrutado más escribiendo alguno de tus libros?

He disfrutado con todos pero si tuviera que destacar uno con el que lo he pasado realmente bien ha sido con La puerta pintada porque fue una novela que surgió de repente. Estaba escribiendo ya Hasday y la historia de La puerta pintada  se cruzó por el medio, fue una historia de esas que la ves, que dices: ¡ostras, qué historia tengo aquí! Además era un momento en el que me apetecía cambiar de registro porque venía de la trilogía de Al Ándalus, siete años de trabajo, dos mil doscientas páginas de novela con un rigor histórico imprescindible, me apetecía hacer algo con más libertad por eso disfruté especialmente con esta novela y creo que los lectores lo han notado. Ahora en las redes sociales eso te llega, hay mucho feed back, mucha respuesta de la gente y los mensajes son diarios, eso anima mucho a seguir, al fin y al cabo es una tarea dura, muchas horas delante de un ordenador y a veces se hace cuesta arriba.

Por lo que nos estás contando, los lectores también agradecieron ese cambio.

Sí, a pesar de que la editorial tenía sus dudas. Cuando les planteé publicar La puerta pintada,  me decían: “¡Cuidado, Carlos!, que tus lectores te tienen ubicado como un escritor de novela histórica y un cambio ahora a una novela de intriga igual no encaja bien” pero yo lo tenía tan claro y sabía que esa historia podía funcionar bien y ahora es la que más satisfacciones me está dando.

Y el paso a escribir Hasday. El médico del califa, ¿qué te supuso?

Me supuso un cambio de cultura. En la trilogía de los Banu Qasi, los personajes eran en su mayor parte musulmanes y cristianos, entonces me apetecía cambiar, y Hasday es judío,  eso te obliga a documentarte en las costumbres judías, las fiestas, la alimentación, los hábitos de vida, antes había descrito mezquitas, ahora tengo que describir sinagogas. Es un reto intelectual y te hace emprender la tarea con más ilusión si cabe porque llega un momento en  que te puedes llegar a saturar.

Nos han dicho que estás escribiendo otra novela, ¿de qué va a tratar?

Pues otro cambio, en este caso dejo Al Ándalus, dejo la época del califato y paso ya a la época de la reconquista. Está ambientada en Tudela, en la cultura cristiana, en los siglos XII-XIII, época de Sancho VI – Sancho VII, en un momento apasionante de la historia de nuestra ciudad, el momento de la construcción de la catedral, del Puente del Ebro, de San Nicolás, del Castillo, de la Magdalena. Tudela, en aquel momento, después de la conquista a los moros, tuvo un momento de eclosión: se le concedieron los fueros, se llenó de gente, era un hervidero. En este ambiente transcurre la novela, además hay una trama de intriga, intriga histórica.

Cuando sacas un libro al mercado, ¿cómo llevas ese periodo de promoción?

Peor, estás atento a las primeras críticas, pero llega un momento en que el tema de la promoción va en crescendo, tienes que viajar… A mí me gusta el contacto con el público, más que las presentaciones que es lo que menos me gusta porque presentar un libro que nadie ha leído es como decir “aquí vengo yo a vender mi mercancía” y eso no me gusta. Prefiero lo que vamos a hacer hoy, un club de lectura en el que puedes interactuar, comentar, hablar sobre las impresiones del lector, eso enriquece mucho al autor, a veces descubres aspectos de tu libro que ni tú mismo te habías parado a pensar, es muy gratificante para el autor.

Antes de terminar, ¿qué autor nos recomendarías leer a los jóvenes?

Bueno, a mí es la novela histórica la que me ha traído al mundo de la literatura, os recomendaría El nombre de la rosa de Umberto Eco. Podéis también ver la película. Yo jamás he leído dos veces un libro porque hay tanto que leer pero El nombre de la rosa sí que lo he leído dos veces. Otra novela que os recomiendo es  El puente de Alcántara de Fran Baec, seguro que disfrutaréis con él. 

¿Eres de los que dejas un libro a medias si no te gusta o los lees siempre hasta el final?

Antes era incapaz de abandonar un libro, pero últimamente pensando en la cantidad de libros que uno puede leer, pienso que no voy a sufrir para acabar un libro que no me está gustando nada.

(Entrevista realizada por Naiara Ruiz, Yousra Ouazouz y Halima Ouisnaf)

 

 

 

¡ARRANCA EL CLUB DE LECTURA!

 

El día 15 de diciembre ha comenzado su andadura el club de lectura de nuestro instituto. Alumnos (4º de ESO y Bachillerato), madres, profesores y antiguos profesores hemos pasado un buen rato compartiendo nuestras impresiones sobre la primera obra seleccionada para el I Premio de novela “Benjamín de Tudela”. Hemos mantenido un animado debate sobre Hombres buenos  de Arturo Pérez-Reverte: hemos valorado la lectura, hemos destacado las ideas de la época en la que está ambientado el libro (la Ilustración), hemos destripado a  los personajes, hemos comparado comportamientos de los personajes del siglo XVIII con la actualidad, hemos discutido sobre la estructura del libro, etc. Para los adultos asistentes uno de los aspectos más gratificantes ha sido el encuentro con nuestros adolescentes, poder compartir con ellos nuestras opiniones formando una alegre sinfonía.

Os animamos a participar en nuestra siguiente cita, será el 25 de enero. Hablaremos de Hasday. El médico del califa con el autor, Carlos Aurensanz, que vendrá a acompañarnos. Os esperamos a todos, recordad que puede participar en nuestro club de lectura cualquiera que forme o haya formado parte de la familia del “Benjamín”.

MUCHÍSIMAS GRACIAS A LAS BIBLIOTECARIAS DE ABLITAS, ARGUEDAS, CASCANTE Y CORTES por vuestra colaboración en el fomento de la lectura con el préstamo de los libros.